Descripción de la aplicación

Los tejidos para la limpieza son una parte indispensable de cualquier hogar. Para fabricar estos pequeños héroes de la limpieza se laminan varias capas de diferentes materiales entre ellas: por ejemplo, estropajos con una esponja y una capa abrasiva compuesta por un fieltro áspero que puede contener un agente abrasivo o bien discos de pulido con una capa de esponja y cuero, como los que se usan en el cuidado de los coches. En general, el adhesivo se pulveriza en la esponja premoldeada para después aplicar el material abrasivo. El producto final se expone a altas tensiones mecánicas y, debido al producto de limpieza, también químicas. Uniendo las capas separadas con adhesivos termofusibles de PUR potentes se garantiza una alta fuerza de adhesión de los textiles y una excelente resistencia contra la humedad y los productos de limpieza. Después de la laminación, el compuesto textil se corta en piezas pequeñas, que luego se empaquetan. Durante estos procesos de procesamiento posterior, el adhesivo debe superar aún más desafíos: los tiempos de procesamiento breves requieren que la altísima fuerza inicial se forme rápidamente.

Descargas

Industria textil.PDF

otras aplicaciones